Vivas, libres y desendeudadas

Vivir con lo nuestro: de la economía social a las economías domésticas

Otro #8M pasó y reclamó lo urgente: #parendematarnos #vivasnosqueremos. La noticia de un nuevo asesinato, el de Fátima Acevedo, elevó la cifra a 68 femicidios en nuestro país en lo que va del 2020. Una vez más denunciamos: #elEstadoesresponsable

El paro internacional de mujeres del 8 y 9 de marzo pasado, también fue convocado bajo la consigna #ladeudaesconnosotras. El colectivo de mujeres buscó visibilizar el endeudamiento masivo de las economías domésticas – que lleva más de una década en Argentina-, y su impacto en los cuerpos feminizados. El #8M anudó la violencia económica con las violencias machistas y femicidas. “Paramos porque sabemos que toda deuda pública y externa se traduce en deuda en cada casa y en ajuste para todes.” Las mujeres se endeudan para pagar alimentos, medicamentos y para pagar los servicios básicos. La deuda bloquea la autonomía económica, obliga a sostener vínculos y hace que deban aceptarse trabajos precarios para poder pagarla.

Situadas en la intersección de las luchas de los feminismos y del movimiento de la economía social, solidaria y popular, nosotras, mujeres mutualistas, nos sentimos interpeladas por esta consigna. Reflexionamos: ¿cómo la economía social puede impugnar desde sus prácticas a esta economía de la obediencia? ¿cómo colaborar para revertir la cultura del endeudamiento?  

Es necesario, como parte del sector económico y financiero del país, incorporar a la ética de las finanzas la perspectiva feminista. En principio haciendo consciente la lógica neoliberal dentro de las cuales se insertan las deudas en la coyuntura actual y analizar como impactan en la masa societaria los servicios de ahorro y crédito y las ayudas económicas. También, creemos importante iniciar un proceso pedagógico de desendeudamiento.

 Las mutuales y cooperativas tienen toda una tradición en educación y un modelo de gestión de desarrollo autónomo para contraponer al terror financiero impuesto por el neoliberalismo. El vivir con lo nuestro que ha impulsado- no sólo en sus entidades, sino que ha propuesto como modelo de crecimiento en pueblos, ciudades y del país- es una filosofía que la economía social y solidaria puede transmitir en las economías domésticas.

 El contexto actual de nuestro país amerita sumarnos al gobierno y a los sectores de la sociedad que colaboran para aumentar los ingresos de las asalariadas, de las precarizadas y las jefas de hogar, desarrollando dispositivos destinados a nuestras asociadas, a niñes y jóvenes a través de las mutuales y cooperativas escolares, que socialicen mecanismos de administración de los recursos que permitan alcanzar la autonomía económica de las mujeres y los hogares; de lo contrario, sin una pedagogía del desendeudamiento, las mejoras de los ingresos solo servirán para perpetuar la economía de la obediencia.

* Gago, 2019. Una lectura feminista de la deuda. Vivas, Libres y Desendeudadas nos queremos.

* Ferrer, 2009. Vivir con lo nuestro. * Documento #niunamenos  

Seguir leyendo